ESP – Un sentir llamado Espalia

Europa entendida como un destino. España e Italia: sentimiento de sociedad hermana fruto de dos milenios y medio de convivencia.

Un sentir llamado Espalia. Vivimos tiempos oscuros en este mundo globalizado. Sujetos políticos de la talla de Europa ya son considerados pequeños bajo el análisis de cualquier indicador. Tiempos de resentimientos, de miedos y dudas donde por respuesta ahondamos en las diferencias y levantamos muros y fronteras. Nadie desea la extrema derecha, pero la aceptamos como el mal menor. El diferente es el enemigo, la solidaridad es debilidad, levantar fronteras es una necesidad. Nosotros no lo aceptamos.

Un secreto a voces

Nos sorprendemos cuando en la intimidad, como si de una confesión susurrada se tratase, nos encontramos reflejados, comprendidos y completos a ambos lados del Mediterráneo. En realidad hablamos de una misma sociedad que bajo diferentes formatos sociopolíticos ha compartido y convivido durante 2300 años. Cierto que bajo nombres distintos: República Romana, Imperio Romano, Imperio Bizantino, Iglesia Católica, Imperio Español, Imperio Napoleónico, Reino de Dos Sicilias y actualmente la moderna Unión Europea.

El desafío

En tiempos de crear fronteras con dudoso rigor histórico o cultural, queremos transgredir. Queremos suprimir fronteras, incluyendo las mentales. No somos ajenos a las diferencias que puede haber entre un sevillano y un piamontés. Pero son equiparables a las existentes entre un bilbaíno y un murciano, o un boloñés y un siciliano. Sin embargo el Romanticismo y los hoy vetustos Estados-Nación pusieron el foco en las diferencias como elemento de unión y cohesión dentro de viejas fronteras surgidas de la descomposición del Imperio Romano. Posteriormente una encarnizada globalización económica, los neocolonialismos, la fortaleza de la unidad anglosajona, la crisis económica, el ralentizamiento del proyecto comunitario o los separatismos intranacionales han seguido ahondando en la brecha entre España e Italia.

Todos estos elementos intentaron sacrificar las innumerables vivencias, deseos e ideas compartidas, pero ellas todavía continúan resistiendo y llamando a nuestra puerta. Invocaciones compartidas y semejanzas en clave gastronómica, lingüística, vital, sentimental, valores, visiones, deseos y pasiones. Espalia.

Sin embargo y pese a ellas, nos damos la espalda en el día a día. Nos llamamos “extranjeros”, aunque incluso involuntariamente un italiano jamás será un “guiri” para un español. Ni éste un “estracomunitario” para un italiano. Aun cuando lo intentamos hay algo que nos dificulta definirnos diferentes. Un sentimiento de culpa, el reconocimiento de una afinidad. Esto es Espalia.

La incomunicación

Los medios de comunicación ignoran con demasiada frecuencia este sentimiento compartido, aislándonos y creando una barrera informativa levantada entre las islas Baleares y Cerdeña. Evitan mediante la selección de la agenda informativa contarnos qué hacemos a ambos lados del Mediterráneo, el Mare Nostrum. Sin embargo nosotros no aceptamos que dos pueblos hermanos vivan de espaldas. Deseamos conocernos más y mejor, para continuar soñando juntos, construyendo un futuro común. Espalia.

Y a este sentimiento, estas semejanzas, esta convivencia milenaria la hemos bautizado Espalia. En memoria de los dos estados modernos que albergan este sentir, España e Italia. Espalia.

Construyendo puentes

Nuestro objetivo es claro: desde la ética y práctica periodística, deseamos hacer fluir información veraz, pertinente y de calidad a ambos lados del Mare Nostrum. Deseamos contribuir en un mundo globalizado a acercar a una sociedad dividida por un mar que nunca debió haberse distanciado. Desde nuestras particularidades y características culturales, deseamos celebrar nuestras semejanzas y analogías. Es nuestra base para poder seguir contribuyendo a la construcción de un proyecto común aún más apasionante, Europa.

Bienvenidos a Espalia:
“Smontare l’artificio buscando la verdad”

www.espalia24.eu

LASCIA UN COMMENTO / DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here